BIENVENIDOS AL BLOG DE AMIGOS DEL CINE

Espero que os lo paséis bien leyendo nuestras reseñas sobre los estrenos de cine y demás artículos. Visitanos en nuestra web, AdiCine.com

jueves, 6 de agosto de 2015

Especial del mes capitulo 08: David Ayer, polis corruptos, militares atormentados y villanos de cómics

El pasado mes de Julio se celebro la famosa Comic Con de San Diego, que cada vez esta más centrada en el cine y la televisión que en los cómics propiamente dicho. Tal reunión friki tuvo este año como uno de los platos fuertes la presentación del trailer de Batman V Superman de Zack Snyder pero de tapadillo se paso el trailer de Suicide Squad protagonizada entre otros por Will Smith y Margot Robbie (No, no se trata de la secuela de Focus). 


El trailer gusto bastante hasta el punto, a día de hoy, ha tenido más visitas que la película que protagoniza Ben Affleck y la pregunta es ¿Quién es el director de este filme? La respuesta, nuestro especial del mes de Agosto, David Ayer.

·        ¿Y QUIEN ES AYER?

Nacido en Champaign, Illinois en 1968, se crío a medio camino entre los estados de Minnesota y Maryland hasta que sus padres le dieron puerta cuando era un adolescente. Ayer se fue a vivir con sus primos de California en Los Angeles, en el barrio de South Central, donde paso su adolescencia hasta que se alistó en la Marina, donde fue entrenado como submarinista. Lo cual, como veremos, le marcaría en sus futuros trabajos.


·        ETAPA DE GUIONISTA

Una vez dejado el ejército, conoce a Wesley Strick, guionista de filmes como Aracnofobia, Lobo o la adaptación al cine del videojuego Doom entre otras. Este se convierte en su mentor y hace que le llegue su primera oportunidad, en el año 2000, se estrena como guionista, realizando una reescrituras, en un filme bélico con submarinos de por medio como era U-571 de Jonathan Mostow.


Sin duda uno de los filmes más entretenidos del director de Terminator 3, donde nos contaban la operación que realizo un comando americano durante la Segunda Guerra Mundial para hacerse con una maquina de cifrado de códigos nazi. La cinta contó con un reparto en el que se dejaban ver a Matthew McConaughey, Bill Paxton y Harvey Keitel, teniendo un éxito relativamente moderado, pero Ayer ya estaba en el mapa para lo que iba a venir a continuación.

En 2001, le toca reescribir el libreto de Gary Scott Thompson, sobre un policía infiltrado (Paul Walker) en el mundo del tunning para poder dar con unos ladrones, este conocerá al líder del grupo (Vin Diesel) y el resto es historia, estamos hablando de A Todo Gas, que por lo que hemos comentado sustituimos el tunning por el surf y nos encontramos que la peli de Rob Cohen era un remake encubierto de Le Llaman Bodhi de Kathryn Bigelow, pero que más da si ya han estrenado la séptima entrega y la octava esta en camino. Aquí todavía no se veía la impronta de Ayer salvo en pequeños detalles, como esos ambientes en los barrios marginales que después degeneró en lo que se suele decir actualmente, puro “postureo” de tipos duros de hoy en día.


Ese mismo año, le llega la oportunidad de vender un guión propio y sin duda, uno de los proyectos más celebrados por crítica y público de toda su carrera, Training Day de Antoine Fucqua. En ella nos encontramos con dos policías, el veterano Alonzo Harris (Denzel Washington) y Jake Hoyt (Ethan Hawke), un novato y nuevo compañero de Alonzo que aspira a convertirse en parte de la unidad de Narcóticos.

Para ello, tendrá que superar el periodo de prueba del “Día de entrenamiento” junto con Alonzo en los barrios más conflictivos de Los Angeles, mientras vamos descubriendo toda la corrupción que hay dentro del departamento de policía, lo que al principio uno podría pensar que nos encontramos ante otra buddy movie de acción, se convierte en un intenso thriller policiaco con momentos realmente muy conseguidos y con mucha tensión, puede que su tercio final se vuelva más convencional pero no hay que desmerecer de todos los logros del resto de la cinta. Aquí ya empezamos a discernir el “sello de Ayer”, con esos barrios marginales, esos policías que son más peligrosos que los propios traficantes y donde nada es blanco o negro. La cinta fue todo un éxito en taquilla y Washington se llevo su segundo Oscar.


En 2002, se estrena Dark Blue de Ron Shelton (Los Blancos no la saben meter), donde Ayer firma el guión a partir de una historia creada por la mente del escritor James Ellroy (Los Angeles Confidencial o La Dalia Negra). Este proyecto le viene como anillo al dedo para nuestro protagonista, la historia tiene muchos puntos en común con su anterior trabajo. De nuevo nos encontramos en la misma ciudad, policías corruptos, una pareja de detectives, uno veterano (Kurt Russell) y otro joven (Scott Speedman), cada uno con su visión de la justicia, ambos envueltos en asuntos turbios mientras que todo parece que se va al infierno durante los altercados de Rodney King.


La cinta de Shelton, era un filme menor que paso bastante desapercibido en los cines, era una versión más novelesca de lo que vimos en la de Fucqua, fuera parte que el propio James Ellroy comento que se había reescrito tanto su historia que solamente habían conservado los nombres de sus personajes.

Tras esta ligera decepción, Ayer es llamado de nuevo por un gran estudio para realizar el guión de una adaptación de una serie televisiva al cine, S.W.A.T. de Clark Johnson era la adaptación de Los Hombres de Harrelson, serie policiaca de los 70 protagonizada por Steve Forrest y Robert Urich que contó con una de esas sintonías archiconocidas por el público.


El público destinado para esta nueva historia, tenía que ser el mismo que paso por taquilla con A Todo Gas o eso pensaron sus productores, al fichar no solo a Ayer sino a Michelle Rodriguez en su reparto. Donde la actriz acompañaba a Samuel L. Jackson y Colin Farrell (Además aparece por allí un joven Jeremy Renner) en una serie de locas aventuras de acción macarra para dar con el narcotraficante que interpreta el soseras de Olivier Martinez en un papel que se pensó primero en Jordi Molla, pero este se encontraba rodando Dos Policías Rebeldes 2 a las ordenes de Michael Bay. La cinta fue todo un éxito aunque en un producto de este tipo se llevo más palos que una estera por parte de la crítica.

·        DEBUT EN LA DIRECCION

Tras un año sabático y barajar diferentes proyectos, como volver a retomar la saga de A Todo Gas e incluso escribir una secuela de S.W.A.T., Ayer decide dar el salto a la silla del director, además de productor, con un proyecto personal donde cuenta con material propio, se trata de Vidas al límite (Harsh Times), cinta protagonizada por Christian Bale, la televisiva Eva Longoria y en un rol secundario J.K. Simmons.


En ella Jim Davis (Bale) y su colega Mike Alonzo (Freddy Rodriguez) intentan sobrevivir como pueden en el conflictivo barrio de South Central con pequeños trapicheos hasta que Davis decide aprovechar que ha sido militar para ser reclutado por la D.E.A. aunque para ello tenga que dejar las drogas. 

Sin duda la historia más personal de Ayer a día de hoy, a destacar que no hay polis corruptos pero si ese ambiente malsano del lugar donde se crío el director, a lo que hay que añadir la estupenda interpretación de Bale, ver ese prologo mientras esta en un conflicto armado, ya merece la pena de echarle un vistazo. Fuera parte que a los muy televisivos les gustará ver a Longoria en un papel menos glamoroso al que le dio fama en la pequeña pantalla. La cinta contó con buenas críticas aunque siguió siendo un filme minoritario como para llenar las salas pero hizo suficiente ruido para tener en cuenta al debutante director.


Llegamos al 2008, se estrena Dueños de la calle, el siguiente trabajo de nuestro protagonista es un trabajo de encargo por parte del estudio, de nuevo a partir de una historia de James Ellroy de la cual Ayer esta vez no fue participe en el guión pero si el propio novelista y Kurt Wimmer (Equilibrium o Ultravioleta). Contó con un reparto de caras conocidísimas tanto del cine como la televisión, entre ellos Hugh Laurie, el protagonista de House.


En ella Tom Ludlow (Keanu Reeves), es un detective corrupto de Los Angeles (¿Alguien pone en duda que esto es una constante en la carrera del director?) que se ve involucrado en el asesinato de su antiguo compañero (Terry Crews), tras muchos años metido en el fango, la conciencia de Ludlow quiere hacer honrar a su excolega y quiere dar con los asesinos. Para ello contará con la ayuda de un joven e inexperto detective (Chris Evans antes de llevar el escudo del Capitán América) mientras que el resto de su unidad lo ve con malos ojos, sobretodo para su capitán interpretado por un excesivo Forest Whitaker.

La cinta es un salto de calidad, en todos los aspectos con respecto a su debut, un filme noir mucho más completo con ese aroma a thriller clásico, con momentos de mucha tensión y violencia como ese prologo donde Reeves rescata a unas niñas secuestradas o el tiroteo en casa de unos traficantes de drogas. En esta ocasión la cinta no contó ya con el beneplácito de la crítica y tampoco fue nada del otro jueves en las taquillas pero Ayer demostraba que podría ser un buen director para los estudios.


Cuatros años pasaron para que regresará a trabajar y esta vez volvió de nuevo a contar una historia de policías en su ciudad adoptiva pero en esta ocasión iba a hacerlo de una manera diferente. En Sin tregua (End of Watch) nos metemos en la piel de dos jóvenes patrulleros angelinos (Jake Gyllenhaal y Michael Peña) y decimos esto ya que el filme esta rodado como si fuera un falso documental con las grabaciones que van realizando en video ambos protagonistas, ya que uno de ello estudia cine en sus ratos libres, este estilo tan popular dentro del género del terror, le sienta bien a la historia que nos sumerge por completo, aun más todavía, de lo que habíamos visto hasta la fecha en la filmografía del director.

La sensación claustrofóbica que se puede vivir en ambos protagonistas se va haciendo mayor conforme va avanzando el filme hasta su clímax final donde ambos policías se quedan en medio de una emboscada, siendo el objetivo de todos los pandilleros y mafiosos del lugar. La única pega que le resta credibilidad al filme es contar con una estrella como Gyllenhaal que le resta realismo al filme pero el actor realiza una interpretación correcta. Esta vez la taquilla si respondió y el filme fue bastante rentable como para que los estudios ya empezaran a tenerlo más en cuenta.


·        ASENTAMIENTO EN HOLLYWOOD

Y llegamos al 2014, aquí nuestro protagonista se pone las pilas con dos proyectos muy dispares. Por un lado Sabotage (En un principio llamada Ten) un filme “coral” como si se tratará de una versión musculada de Los 10 negritos de Agatha Christie con Arnold Schwarzenegger de protagonista y en el otro Corazones de Acero (Fury), un bélico ambientado en la Segunda Guerra Mundial con Brad Pitt de protagonista a lomos de un tanque Sherman.


Con la primera intentando ser un nuevo vehículo de acción para Terminator, tuvo muchos problemas antes, durante y después en la producción. Para empezar, reescribir por completo el libreto firmado por el inefable Skip Woods (Operación Swordfish, Hitman) e intentar adaptarlo lo mejor posible para la estrella de la película quedándose al final en una especie de thriller con bastante gore y algo de acción donde queda patente que el estudio no estaba conforme con el resultado y se tuvieron que volver a grabar nuevas escenas.

La historia va de un equipo táctico de asalto de la policía que esta corrupto desde el tipo más bajo hasta su capitán interpretado por Arnold, todos llevarán a cabo un golpe contra un narcotraficante aprovechando la ocasión para hacerse con un botín de varios millones de dólares para repartírselo entre ellos, lo que no saben es que hay alguien, externo o interno porque es una duda que van dejando, les engañan y se quedan sin dinero, mientras que van siendo asesinados de uno en uno.


Destaca sin duda el gran reparto de caras conocidas que acompañan al ex mister Olimpia, gente bastante dispar como Sam Wortington, Josh Holloway, Terence Howard, Olivia Williams o Mireille Enos entre muchos otros donde estas dos últimas demuestran que en un mundo de hombres, ellas son las que mandan. La cinta fue un absoluto fracaso y el público se llevo una decepción ya que esperaban algo más parecido a los primeros filmes de acción de Schwarzenegger que un thriller policiaco más cercano a serie como The Shield (Al Margen de la Ley) donde de nuevo tenemos la corrupción policial como uno de los ingredientes de la cinta.

Para Ayer afortunadamente le salvo la papeleta, y de paso a conseguir su siguiente proyecto, gracias a su última película estrenada con más de 200 millones de dólares de recaudación en todo el mundo. Corazones de Acero fue todo un acierto en las taquillas a finales del año pasado con una historia sobre un joven (Logan Lerman) a finales de la Segunda Guerra Mundial, que es llamado a filas para sustituir a un artillero en un tanque cuando los aliados están cerca de llegar a Berlín.  



La acción sucede todo en un día, al igual que en Training Day con la que guarda algún que otro punto en común, donde también nos encontramos la dura la relación que hay entre este y el veterano militar interpretado por Brad Pitt que es el sargento que dirige el tanque y el resto de su tripulación, donde se deja ver Michael Peña, Jon Bernthal y Shia Labeouf (Este demostrando que hay vida después de Transformers).

La película es un cruce entre cine espectáculo (Ver las batallas de tanques que son espectaculares aunque los cañonazos parecen rayos láser de Star Wars) y el drama, al reflejar no solo la dura situación de los soldados en su día a día por sobrevivir sino de los civiles y de sus propios enemigos.


Cabe destacar el angustioso momento de la cena en casa de una mujer donde paran los soldados donde la tensión se corta con un cuchillo o aquella en la que el joven soldado es obligado a asesinar a un enemigo que ya se ha rendido.

·        FUTURO MAS CERCANO

Se anuncio hace un tiempo que podría participar en el remake de Grupo Salvaje pero lo más cercano es el estreno de Suicide Squad para el próximo año y dependiendo de tal como funcione en taquillas a lo mejor Warner sigue contando con él para más pelis de cómics o regresa al género que le dio tanta popularidad.



·        CURIOSIDADES

Su película preferida es Apocalypse Now de Francis Ford Coppola.

Por el guión de Training Day le pagaron un millón de dólares.

Hace cameos en Dueños de la calle y en Training Day.

Reviso el guión de Vidas ajenas de D.J. Caruso (Eagleheart, The Salton Sea) protagonizada por Angelina Jolie, Ethan Hawke y Kiefer Sutherland.


Proyectos que no se llegaron a hacer, Making the Corps, una historia ambientada en un campamento en la isla Parris y Squids un thriller fantástico que iba a dirigir David Fincher.

Más información sobre David Ayer:

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...