BIENVENIDOS AL BLOG DE AMIGOS DEL CINE

Espero que os lo paséis bien leyendo nuestras reseñas sobre los estrenos de cine y demás artículos. Visitanos en nuestra web, AdiCine.com

domingo, 28 de junio de 2015

ESPIAS de Paul Feig

FICHA TECNICA


Título original Spy
Año 2015
Duración 120 min.
País Estados Unidos
Director Paul Feig
Guión Paul Feig
Música Theodore Shapiro
Fotografía Robert D. Yeoman
Reparto Melissa McCarthy, Jason Statham, Rose Byrne, Jude Law, Morena Baccarin, Bobby Cannavale, Allison Janney, Nia Long, Peter Serafinowicz, Will Yun Lee, Zach Woods, Alicia Vela-Bailey, Jessica Chaffin, Miranda Hart y Carlos Ponce
Productora Feigco Entertainment / Twentieth Century Fox
Género Comedia, Acción



TRAILER



RESEÑA

Comedias de espías han sido siempre muy habituales en el cine, desde títulos como F de Flint con James Coburn o la versión jocosa de Casino Royale que protagonizo Peter Sellers, pasando por Espías como Nosotros con Chevy Chase y Dan Aykroyd. Recientemente tenemos títulos como Austin Powers (¿Os acordáis cuando Mike Myers hacia pelis y no solo poner la voz de Shrek?) o Espia como puedas con el gran Leslie Nielsen.

Ahora llega Espías, la tercera colaboración (y no última, ya que ahora están rodando el reboot o secuela o lo que sea de Los Cazafantasmas) entre el director y guionista Paul Feig (veterano en TV con The Office, Freaks and Geeks o Bored to Death) y la actriz Melissa McCarthy tras La Boda de mi mejor amiga y Cuerpos Especiales donde esta última se ha afianzado como un valor seguro en taquilla dentro del género.



McCarthy es Susan Cooper, una analista de la C.I.A., o más bien la T.I.A. (porque menudo edificio ruinoso parece de un tebeo de Ibañez) la cual parece más la ayudante personal de Bradley Fine, Jude Law en plan Bond era Roger Moore, es el niño bonito de la agencia literalmente. Atentos al momento el que ella le tiene que hacer los recados como despedir al jardinero de este con tronchantes consecuencias.

Hasta que por fin, ella consigue la oportunidad de convertirse en agente de campo, con la misión de dar con Rayna Boyanov, interpretando por Rose Byrne pasándoselo en grande haciendo de pija malcriada con melenon, la villana de la historia que tiene una peligrosa arma en venta al mejor postor.



Nuestra protagonista se encontrará con toda una fauna de personajes que pululan por el mundo de los espías donde destaca Rick Ford, con el careto de Jason Statham, un súper espía pasado de vueltas y mal hablado que no para de hablar de las locuras que ha realizado en sus misiones como hacerse pasar por Obama o usar un desfribilador en si mismo (Un guiño a Crank) y que cree que existe una maquina “Cara a cara” como en la película de John Woo que protagonizo Travolta y Nicolas Cage.

La peli como no, bebe de los filmes de Bond, ya desde ese prologo, sus títulos de crédito, el uso de inventos (Atentos a los que le asignan a la sufridora protagonista), la jefa de ella (Allison Janney) como si fuera M de Judy Dench o las escenas de acción (incluso se podría decir que tiene algo de las de Bourne) donde habría que destacar la pelea de Susan en las cocinas de un restaurante donde usa unas sartenes para defenderse. Sorprende ciertos momentos sanguinolentos que no vemos ni en el cine de acción habitual, como ese cuchillo que atraviesa la mano de una oponente de nuestra prota o el destino fatal de un tipo que es envenenado al que se le quema literalmente la garganta.



El garbancito negro del filme, que es lo que más nos chirría, es la evolución del personaje principal, Susan es una recatada analista al más puro estilo Moneypenny de 007 con algo de la Chloe O’ Brian de la serie 24 que en un abrir y cerrar de ojos no solo se convierte en una deslenguada, ver sus continuas discusiones con el personaje de Statham, sino que reparte leña como si fuera el mismísimo Jason Bourne de forma poco creíble, ver su pelea contra el primer villano que termina con un gag algo escatológico. Algo perdonable, ya que su director, Feig, le va dando ritmo a la historia mil veces vista del bueno contra el malo, en esta caso la buena contra la mala bañado, de un sentido del humor que se ríe de si mismo. Además a lo largo de sus dos horas cambiaremos de varios escenarios, veremos muchísimos personajes, algunos con más o menos gracia con lo que uno nunca llega a aburrirse.

Resumiendo, Espías es una comedia que si bien es cierto no es para el recuerdo, dependiendo de cómo te caiga McCarthy te podrá gustar más o menos pero que te hará pasar un rato entretenido si aceptas sus reglas y no le pides mucho. Atento al final de los créditos hay una escena que dará que hablar, toda una sorpresa.



VEREDICTO


Mi nombre es Cooper, Susan Cooper.

LO MEJOR Tiene ritmo, a pesar de su duración, se ríe del género con bastante acierto y Jason Statham es el robaescena del filme.

LO PEOR Sus cambios de humor, tan pronto tiene chistes inteligentes como otros de humor grueso o escatológicos algo repetitivos como por ejemplo ese espía italiano que esta más interesado en “coquetear” con Susan que en llevar a cabo la misión.

CURIOSIDAD Susan Cooper era el título original del filme.

EL CAMEO El rapero 50 Cents tiene una breve intervención.

LA PREGUNTA ¿Tendremos más aventuras de esta nueva espía?




Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...