BIENVENIDOS AL BLOG DE AMIGOS DEL CINE

Espero que os lo paséis bien leyendo nuestras reseñas sobre los estrenos de cine y demás artículos. Visitanos en nuestra web, AdiCine.com

jueves, 6 de marzo de 2014

EL PODER DEL DINERO de Robert Luketic

FICHA TÉCNICA

Título original: Paranoia

Año: 2013
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: Robert Luketic
Guión: Barry Levy (Novela: Joseph Finder)
Fotografía: David Tattersall
Reparto: Liam Hemsworth, Amber Heard, Harrison Ford, Gary Oldman, Embeth Davidtz, Josh Holloway, Richard Dreyfuss, Julian McMahon, Lucas Till y Angela Sarafyan
Productora: Coproducción EEUU-Francia; Relativity Media / Gaumont / Demarest Films / EMJAG Productions
Género: Thriller. Drama | Espionaje


RESEÑA

En una semana muy activa, regresamos con un nuevo estreno. En esta ocasión voy a hablaros de El Poder Del Dinero, thriller sobre el espionaje industrial, estrenada el pasado verano en Usa que paso con más pena que gloria por los cines y eso que contaba con un par de estrellas de la talla de Harrison Ford y Gary Oldman.

Ahora por esos misterios de las distribuidoras que jamás entenderé llega a nuestra pantalla esta película realizada para el lucimiento del cuñado de Elsa Pataki, Liam Hemsworth, hermano de Chris (O sea Thor) que se ha dejado ver en las pelis de Los Juegos del hambre (Intento mantenerme alejado de esta saga por el bien de mi salud mental). Allá vamos:

(Aviso suelto algún Spoiler durante la reseña)

Comienza la peli, de golpe y porrazo vemos a Liam corriendo como un poseso a lo Tom Cruise ¿De que esta huyendo? ¿Se habrá enterado de la última de su exnovia Hannah Montana? ¿Están dando papeles para la próxima película de Amenábar sin pasar por casting como en Mar Abierto?

Retrocedemos en el tiempo donde nos presentan a su personaje, Adam Cassidy, un fiera diseñando móviles. Aunque odia su trabajo (Bueno por lo menos lo tiene) para la malvada compañía tecnológica Wyatt Corporation.

Cuando su equipo realiza la presentación de un importante proyecto, este se pone gallito delante de su jefe, el malvado y carismático señor Burns Nicholas Wyatt (Gary Oldman volviendo a los papeles de malo que tanta fama le dieron en el pasado) con lo que son despedidos sin pasar por la casilla de salida.

Como rabieta, no se le ocurre la genial idea de irse con todos sus colegis de farra por Manhattan a los sitios más pijos que se van encontrando y cargarlo todo a gastos de empresas, en uno de los garitos triunfa con un pibon con las facciones de la nueva esposa de Johnny Deep, Amber Heard, a partir de aquí comienzan todos los líos.

Tras la travesura de cargar más de 15.000$ en cubatas (Garrafón seguro que no era) a la empresa, Adam es chantajeado por su exjefe para que se espíe a la compañía rival (Vamos el típico pique entre Apple contra Microsoft, entre Apple contra Samsung, el de Apple contra Apple).

Adam acepta sin pensárselo dos veces. Le dan un cursillo rápido de espionaje CCC, para infiltrarse en la compañía de Jock Goddard (Harrison Ford rapado y con gafas de empollón), antiguo mentor de Wyatt. Tras una entrevista de trabajo donde se reencuentra con  Amber, trabaja para la compañía de Goddard, es fichado y empieza su nueva vida de tapadera, con un pisazo de dos plantas en pleno centro de Nueva York ¿Dónde hay que firmar para esto?

Total que a partir de aquí Adam, tendrá que hacerse coleguita de Goddard, mientras consigue toda la información del nuevo y secreto Iphone Smartphone para Wyatt y si tiene algo de tiempo libre lidiar con su vida personal, donde sus viejos amigos están sorprendidos por el cambio de vida de este, sobrellevar su relación con el cascarrabias de su padre enfermo interpretado por Richard Dreyfuss y terminar de ligarse al pibon (Qué tampoco se lo pondrá muy difícil).

El principal problema del filme, que la historia esta bastante trilladísima. A voz de pronto, por el argumento uno se acuerda de Cypher de Vincenzo Natali o La Tapadera de Sydney Pollack, con temáticas similares pero mejor llevadas. Aquí el filme basado en la novela Paranoia de Joseph Finder, tiene poco de su título. La sensación de que estamos las 24 horas siendo espiados brilla por su ausencia, salvo en un par de escenas mal resueltas.

Todo en el filme este bastante desaprovechado, historia, dirección, factura técnica (Ojo a cuando se ve un par de planos cenitales de un helicóptero hecho por CGI que da más el cante que Alejandro Sanz en un festival heavy). Rescataría solamente las escenas en las que coinciden Ford y Oldman.

Del resto del reparto la verdad que no hacen gran cosa. Hemsworth se le muy verde en esto de llevar todo el peso de la producción bajo sus hombros, no es que sea un cero en carisma pero su trabajo aquí no es para ponerlo en un curriculum, Heard le toca hacer de la guapa de la peli, otra vez (Aparece mejor en Los Diarios del Ron).

Después tenemos por allí a Dreyfuss, que aunque es una alegría verlo de nuevo en cines, su papel de padre del prota es mero relleno (Se supone que su personaje tiene una enfermedad muy grave pero el tío esta allí a base de cervecitas y fumando puros como si nada). Aparte tenemos a los televisivos Julian McMahon como matón de Oldman y al “Perdido” Josh Holloway haciendo de poli y en un papelito con alguna frase suelta a una chica a tener en cuenta, Angela Sarafyan.

¿Y quien tiene toda la culpa que el filme sea un desastre? Pues de Robert Luketic, director con una filmografía para echarse a llorar con títulos tan lamentables como Una rubia muy legal, Killers o La madre del novio entre otras lindezas. Tan solo se puede rescatar 21 Black Jack y mirando su ficha parece que se va a atrever a realizar la versión femenina de Los Mercenarios, llamada The ExpendaBelles. El director parece esta más preocupado de hacer planos guays metiendo mucha música como si fuera de una disco para quedar bien.

VEREDICTO


No te pierdes nada si no la ves, incluso para los fans de Ford es un filme totalmente intrascendente.

LO MEJOR: El reparto plagado de caras conocidas.

LO PEOR: Sin estos actores, seria un telefilme de fin de semana.

CURIOSIDADES: Segundo filme en el que ven las cara Ford y Oldman tras la muy entretenida Air Force One de Wolfang Petersen. Lo mismo pasa con Julian McMahon y Richard Dreyfuss tras RED. Para cerrar el apartado, Hemsworth participó en la segunda parte de Los Mercenarios mientras que Ford se dejará ver en la tercera entrega este verano.

LA PREGUNTA: ¿Por qué este tipo de filmes que son un fracaso en taquilla se llegan a estrenan con tanto retraso a sabiendas que no van a tener ninguna repercusión en taquilla?



TRAILER


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...