BIENVENIDOS AL BLOG DE AMIGOS DEL CINE

Espero que os lo paséis bien leyendo nuestras reseñas sobre los estrenos de cine y demás artículos. Visitanos en nuestra web, AdiCine.com

lunes, 11 de noviembre de 2013

Rescatados del videoclub: Especial Crimen en Londres.

Tras una semana un poco floja (por mi parte que no de estrenos), volvemos al especial de Rescatados del videoclub con unas breves reseñas pero algo especial que hemos titulado “ESPECIAL CRIMEN EN LONDRES”, donde vamos a hablar de dos estrenos policíacos ambientando en esa ciudad y de postre volvemos al pasado con una de Charles Bronson con unos de esos títulos de venganza que tan famoso le hizo en los 80. Allá vamos:

(¡Ojo! Habrá SPOILERS)

Cruzando el límite de Eran Creevy


FICHA TÉCNICA


Título original: Welcome to the Punch
Año: 2013

Duración: 100 min.
País: Reino Unido
Director: Eran Creevy
Guión: Eran Creevy
Música: Harry Escott
Fotografía: Ed Wild
Reparto: James McAvoy, Mark Strong, Andrea Riseborough, Peter Mullan, David Morrissey, Jason Flemyng, Elyes Gabel, Steve Oram, Johnny Harris, Daniel Mays, Daniel Kaluuya, Dannielle Brent, Ruth Sheen, Ellie Darcey-Alden, Robert Portal, Jason Maza, Lee Nicholas Harris
Productora: Worldview Entertainment / Between The Eyes / Automatik Entertainment
Género: Thriller

SIPNOSIS

Max Lewinsky (James McAvoy), un detective de la policía de Londres, pierde la pista del peligroso criminal Jacob Sternwood (Mark Strong), al que sigue el rastro desde hace tiempo. Tres años después, su frustración no le deja superar el fracaso. Sin embargo, cuando el hijo de Sternwood es detenido tras un atraco que ha salido mal, Lewinsky sabe que su presa volverá para rescatarlo. (FILMAFFINITY)



RESEÑA

Esta película es un agradable soplo de aire fresco a la hora de intentar llevar un thriller policiaco (Que hoy en día casi siempre tienda más a la acción) con algo de novedad, por un lado parece que nos encontramos antes la típica peli de poli bueno contra el villano malo malísimo, pero no todo es blanco y negro.

Un acierto sin duda es su reparto, poner a James McAvoy en un principio parece que no era la mejor elección (Aquí alguien ideal sería Jason Statham) no hace del héroe de acción de siempre. Sino de un policía obsesionado con atrapar al personaje del siempre efectivo Mark Strong.

Tras su primer intento de atrapar a Sternwood en un trepidante robo que termina con una persecución en moto, Max Lewinsky termina herido en una rodilla por el primero con lo que todo es algo más que profesional.

Tres años después, Max se encuentra amargado y todavía sufriendo las secuelas de sus heridas cuando descubre que Sternwood regresa al país para intentar salvar a su hijo que ha sido herido y capturado por la policía. Entonces decidirá que esta ocasión no se le escapará aunque para ello tendrá que romper las reglas e incluso aliarse con gente de la peor calaña.

Esto último es sin duda de lo mejor que tiene el filme y la rivalidad entre ambos personajes que incluso me llego a recordar a los filmes policíacos y de acción de John Woo en su buena época de Hong Kong como Hard Boiled. Fuera parte hay una trama secundaria, relacionada con otro de los casos de Max que terminará siendo más importante de lo que parece.

En su factura técnica la película luce realmente bien, sobretodo esa fotografía siempre azulada que le da el toque frío a la ciudad de Londres. Por otro lado las escenas de acción están muy bien filmadas. Destacaría como no, ese comienzo tan trepidante y ese final ambientado en los muelles que me hizo recordar a lo mejor de Michael Mann en títulos como Heat o la adaptación al cine de la serie Corrupción en Miami.

Dentro de su nutrido reparto, fuera parte de McAvoy y Strong nos encontramos gente como Peter Mullan (Habitual de Ken Loach) o gente como David Morrisey (Ahora famoso por su papel como el gobernador en la serie The Walking Dead) o a Andrea Riseborough que hace poco la vimos acompañando a Tom Cruise en Oblivion.


Buen thriller policiaco, entretiene, tiene sus dosis de acción e intenta ser más realista que tirar por los caminos algo más trillados que visto en otras ocasiones.

Lo mejor: Su factura técnica que es impecable, una llega a pensar como no ha llegado a los cines el filme y su intento de hacer algo diferente dentro de un thriller policíaco.

Lo peor: Hay bastante tiempos muertos y la sensación de que Londres es siempre de noche y la repetición de muchísimos planos aéreos de la ciudad que acaba aburriendo.

Curiosidad: Aparece en el cartel, pero esta de productor ejecutivo nada menos que Ridley Scott, el director de Alien o Gladiator.



Londres, distrito criminal de George Isaac


FICHA TÉCNICA
Título original: All things to all men
Año: 2013
Director: George Isaac
Guión: George Isaac
Música: Edward White
Fotografía: Howard Atherton
Reparto: Gabriel Byrne, Rufus Sewell, Toby Stephens, Elsa Pataky, James Frain y Julian Sands
Productora: Cipher Films
Género: Crimen

SIPNOSIS

Gira en torno a un criminal llamado Riley (Toby Stephens), que se verá atrapado entre el particular juego del gato y el ratón al que juegan los jefes respectivos de la policía (Rufus Sewell) y el crimen organizado de Londres (Gabriel Byrne).

RESEÑA

¿Por donde empiezo? El filme juega un poco a tres bandas, por un lado tenemos al ladrón y muy profesional Riley (Toby Stephens conocido por ser el malo en el último Bond de Pierce Brosnan) que regresa a Londres para rendir cuentas, por otro al Padrino de la mafia (Aunque aquí lo llaman El Mercader) interpretado por Byrne que quiere jubilarse y dejar el negocio al blando y adicto a las drogas de su hijo y cerrando el círculo el inspector Parker (Sewell casi en un papel que no hace de malo algo que no pasaba desde que hizo Dark City allá a finales de los 90 por lo menos). Los tres están detrás de un jugoso botín de 50 millones de Libras.

¿Os ha pasado alguna vez que estáis viendo una película algo desconocida pero estáis viendo escenas o sucesos que os recuerdan a otras anteriores y muy famosas? Pues esto es lo que me sucedió con Londres, distrito criminal. Ya que el filme me recordó sobre todo a dos thrillers policíacos muy famosos como son Los Angeles Confidencial (Para los que se acuerden del filme de Curtis Hanson, solo dire Rolo Tomasi) y Training Day, de este decir que el personaje del inspector Parker, casi intenta ser una versión algo más ligera eso si, del que interpreto en su momento Denzel Washington.

Aun con ese copia y pega que ha realizado el director (también autor del guión), realiza un filme muy entretenido por ese juego a tres bandas que nunca decae. Destacaría sobre todo del filme su persecución automovilística por las calles de Londres, el robo de los 50 millones y su clímax final.

Al igual que en el anterior filme también tenemos nuestra ración de planos aéreos de la capital británica pero en menor cantidad además de una fotografía totalmente opuesta a la anterior donde aquí resalta los tonos con lo que te hace creer que eso de que en Londres siempre llueve es un mito.

Del reparto todos cumplen más o menos, Stephens que recuerda un poco al prota de la serie Homeland, en su papel de profesional de los robos, Sewell se lo pasa en grande haciendo de policía que se salta las normas y Byrne en su línea a lo Sospechosos Habituales pero ya con unos cuantos años desde que protagonizará el filme de Brian Singer. Por allí se pasea también Julian Sands (Actor que parece una mezcla de Timothy Dalton en rubio y Jean Claude Van Damme) como la mano derecha de Byrne y sorpresa Elsa Pataky ¿Qué pintas tu por aquí?

Entretenida película de criminales en Londres, se le perdona su burdo “homenaje” ya que tiene un ritmo que no decae en casi ningún momento.

Lo mejor: El nutrido reparto de caras conocidas y sus escenas de acción que le dan un mayor dinamismo de lo que es en realidad.

Lo peor: Que le de por copiar de forma tan descarada tanto L.A. Confidencial y Training Day sin ningún tipo de reparo.

Curiosidad: Los actores de doblaje de Gabriel Byrne y de Rufus Sewell en la película  son Manolo García (También suele doblar a Robert Redford entre otros) y Daniel García (Que sobretodo es la voz de Brad Pitt o la de Matt Leblanc), ambos son padre e hijo.

¿Lenny pero que haces aquí?: Al final  de los créditos suena el tema de Lenny Kravitz “Are you gonna by my way?”

Y LA GANADORA ES:

De los dos títulos reseñados, me gusto más este último porque era más movidito y aunque copia de otros filmes se hacía mucho más entretenido aunque el otro debo decir que es un thriller muy interesante.

  

Justicia Salvaje de J. Lee Thompson

FICHA TÉCNICA

Título original: The Evil That Men Do
Año: 1984
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos
Director: J. Lee Thompson
Guión: David Lee Henry, John Crowther y Fred A. Wyler (Basado en la novela: R. Lance Hill)
Música: Ken Thorne
Fotografía: Xavier Cruz
Reparto: Charles Bronson, Theresa Saldana, Joseph Maher, José Ferrer, René Enríquez, John Glover, Raymond St. Jacques, Antoinette Bower, Enrique Lucero y Jorge Luke
Productora: Capricorn / Incorporated Television Company (ITC) / Producciones Cabo S.A. / Zuleika Farms
Género: Acción. Thriller. Drama

SIPNOSIS

Holland (Charles Bronson), un asesino profesional abandona su retiro en el Caribe, para atrapar al hombre que mató a su mejor amigo, un sanguinario apodado “El doctor” por sus sádicos métodos. Para ello, utiliza a la esposa y a la hija de éste como tapadera para ocultar su verdadera identidad.

RESEÑA

¿Qué nos vamos a encontrar aquí? Pues la típica peli de acción de principios de los años 80, con malos muy malos y nuestro amigo Carlitos Bronson repartiendo su particular justicia aunque en dosis más pequeñas de las habituales.

Para empezar aquí el filme se le intenta dar cierto dramatismo e incluso meter algo de filme de denuncia con toda la trama relacionada con el personaje de El doctor, un carnicero contratado por países tercer mundistas para torturar a todo lo que se ponga delante. Comienza con unas imágenes muy duras del doctor en plena faena.

De allí nos presenta a Holland, que vive en su particular paraíso en el caribe, viviendo a lo grande hasta que recibe la noticia que su mejor amigo, un periodista de investigación ha sido asesinado a manos del doctor.

Claro esto no pasaría nada, sino fuera porque Holland es un ex-asesino retirado que tras comprobar los efectos del doctor en otros de sus muchos pacientes decide tomar cartas en el asunto. Para ello decide ir hasta el país donde se encuentra este haciéndose pasar por el típico giri que va con la familia (Aunque se le olvido llevarse una buena colección de cámaras de fotos), mujer y una niña que mira por donde son la viuda y la hija de su amigo (Faltaba el niño para tener la parejita y dar la lata todo el rato ¿Falta mucho? Durante el viaje).

Y claro aquí es cuando empieza el desastre de montaje, en donde empiezan las escenas sin sentido y metidas con calzador vemos como Holland tiene allí un contacto, que si luego vamos a ver peleas de gallos, que pasamos a otra escena de ver lo malo que es el doctor o como Holland va eliminando de manera torpe y bastante tosca a los esbirros del doctor y así hasta llegar a su aburrido clímax final en un pueblecito perdido en una especie de intento de homenajear al western donde luce bastante poco el presupuesto.

Se ve que no había para mucho ya que en toda la película Bronson pega 4 o 5 tiros, usa solo un par de armas y hay una explosión de un coche y todo bastante discreto.

Del reparto la verdad que me quedo con el propio Bronson, del resto es un poco malos de opereta, por cierto por allí aparece un joven John Glover, para los fans de las series comentar que interpreto al padre de Lex Luthor en Smallville.

Para fans del actor que no han visto toda su filmografía, para el resto pues mejor evitarla y verse algún que otro título más emblemático del actor del bigote.

Lo mejor: La premisa del filme que daba para mucho más, las localizaciones y algún que otro detalle escabroso para ir a contracorriente.

Lo peor: El chapucero montaje realizado, se nota que muchas escenas no tienen sentido alguno, han intentado hacer una mezcla entre la clásica película de venganzas de Bronson con algo de filme de denuncia y se ha quedado en un quiero y no puedo.

Curiosidad: La actriz Jill Ireland y esposa de Charles Bronson aparece como productora del filme.





Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...